Las piezas de desguace más raras

piezas de desguace
Las piezas de desguace que nos podemos encontrar a día de hoy, pueden ser de lo más variopintas que te puedes llegar a imaginar. Y es que, pueden ir desde las más clásicas y tradicionales, que podrían ser las que todo el mundo conocemos más como los espejos retrovisores o los tubos de escape, hasta las más extrañar y raras. Pues bien, a estas últimas son a las que les vamos a dedicar el espacio que tenemos aquí en el día de hoy. De este modo, también vamos a aprovechar para hacer ver que en un desguace vamos a poder encontrar todo aquello que necesitemos.

Como primera pieza extraña, podemos hablar de los cierres de los cinturones de seguridad. Unos cierres que no implica en absoluto todo el cinturón sino únicamente el anclaje que se ubica en la parte inferior y que es el lugar en el que se introduce el cierre de seguridad. Un elemento que vamos a poder encontrar de muchas marcas y modelos pero que prácticamente siempre vamos a tener disponible. Además, tenemos que tener muy en cuenta y muy presente que por estar en un desguace no quiere decir que dicho cierre no vaya a funcionar, ya que está probado.

Sin embargo, esa no es la pieza de desguace más extraña que nos podemos encontrar ya que, algunos elementos que no son del motor propiamente dicho, ni del funcionamiento de nuestro coche, como puedan ser las alfombrillas del suelo, son también muy utilizadas y muy demandadas. De hecho, una de las razones por las que son tan demandadas es porque son tan baratas que en la inmensa mayoría de los casos no merece en absoluto adquirir unas de la misma marca y del mismo modelo que las del coche original.

Así las cosas, y en función del desguace de turno, vamos a poder encontrar un sinfín de repuestos y de elementos realmente curiosos. Manillas para subir las ventanillas, guanteras e incluso mecheros, pueden estar en esa lista. Una lista que, por otro lado, espero puedas ampliar con nosotros al final de este artículo. Para ello, te hemos dejado una sección de comentarios que puedes utilizar para lo que creas conveniente. No solo para incluir esa pieza rara sino para que, al mismo tiempo puedas dejar la experiencia que has tenido en un desguace concreto de cualquiera de las provincias que quieras. El objetivo al fin y al cabo es poder compartir información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.