Joyería Tenerife – Tipos de oro usados en la orfebrería

El diseño de piezas que se puede comercializar en una joyería Tenerife es algo fascinante, por la variedad de modelos y materiales para ofrecer accesorios que hagan destacar a sus portadores. Hoy hablaremos sobre qué tipo de oro es usado para la elaboración de tales prendas.

La orfebrería es uno de los oficios más legendarios que existen y aún en día, si bien la tecnología ha sido una gran aliada, muchos optan con piezas realizadas completamente a mano.

Son muchas las materias primas que se utilizan para realizar las más hermosas piezas de joyería; sin embargo, el oro y la plata son de los elementos nobles y más deseados en la elaboración de joyas. No todos tenemos la capacidad de diseñar, dibujar y crear a partir de componentes puros o aleaciones como las alhajas, que solo por su intrincado diseño llegan a costar una gran fortuna (sin incluir piedras preciosas u otros metales).

Cabe destacar, que cuando se hace una valuación de esta clase de prendas se incluyen como dijimos en su elaboración (hecho a mano o con ayuda de instrumentos más especializados), materiales, la firma del artista, estilo (si es una pieza actual o antigua), antigüedad (si fue usada por alguien importante, histórico o famoso), entre muchas cosas más, que le dan ese “peso en oro” y, en fin, el valor que tienen. Ahora bien, los elementos metálicos forman parte de la gran mayoría de las joyas.

“La orfebrería es el trabajo artístico realizado por orfebres u orives con metales preciosos o aleaciones de ellos” – Wikipedia.org

Joyería Tenerife

Tipos de oro usados en la creación de alta orfebrería

Denominado un metal precioso, puede usarse de acuerdo con sus gramajes y es uno de los más clásicos y aplicados en el arte. Veamos a continuación, cuáles son los tipos y su uso en la joyería.

Oro

Es un elemento noble, resistente a la corrosión y oxidación, blando, dúctil y maleable. Por lo general, es color amarillo y puede alearse a otros metales. Dentro de su clasificación se diría que existen dos maneras: según su peso o el color.

  • Quilates. Hay de 10, 12, 14, 18 y 24. Es la medida del grado de pureza que presenta, cuanto más alto es, más valor posee. Estos vienen siendo las veinticuatroavas partes, de la aleación que contiene. Si hablamos del oro 10 es la pureza más baja. Es decir, solo presenta un 40 % de oro puro y el resto son diferentes metales.

En cuanto al de 24, posee un 99,9 % de pureza considerándose oro puro (nunca se podría alcanzar un 100 % pues es realmente imposible), siendo el más valioso y con él se hacen los lingotes. Un dato muy curioso es el hecho de que esta variedad es demasiado blanda para la joyería. Por esta razón, se usa en aleaciones (otros metales) con el objetivo de aumentar su resistencia.

  • Color. No todos son de tonos dorados. Pueden obtenerse distintas tonalidades según las aleaciones realizadas. Algunos de estos son: amarillo, rosado, blanco, rojo, gris, verde, rodinado.

El dorado o amarillo es la gama más pura y natural, pues es el que tiene al extraerse de la naturaleza. Se le denomina oro noble por su grado de pureza (18 a 24 quilates). En cuanto al rosado, suele ser más barato que el anterior y para obtenerlo se combina 75 % de oro y 25 % de cobre.

El oro blanco se logra al alearse con metales blancos, entre ellos: rodio, paladio, níquel o zinc. Su uso en joyas se realiza según el propósito y la resistencia necesaria. Un ejemplo es la mezcla con níquel, presentando una combinación muy dura, ideal en piezas como anillos y prendedores. En cambio, si es mezclado con paladio, es una aleación mucho más blanda usada en el desgaste de piedras preciosas.

  • Otras Mezclas. Existen otras aleaciones poco usuales con otros materiales metálicos: aluminio, hierro, plata o cadmio; resultando de esto oro azul, verde o morado. Por ejemplo, y de acuerdo con el porcentaje agregado a la aleación en la obtención del rojo, es logrado por mezclar oro y cobre. El gris viene siendo oro y níquel.

El verde es con plata y en cuanto al rodinado se produce al aplicar al oro un “baño electrolítico de oro blanco o platino de rodio”. La finalidad es darle más brillo haciendo que su valor aumente. Otra curiosidad es que se dice que con 30 gramos de oro se podría fabricar unos cien km de hilo de oro. 

Disfrutemos ahora de este vídeo de cómo realizar un boceto de una argolla.

CMJ TV

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *