Invertir en oro en tiempos de crisis

El compro oro se pone de moda. La situación no está como para derrochar en inversiones que no compensan a la larga, pero a pesar de que los mercados están endureciéndose y volviéndose más exigentes, algunos productos en concreto mantienen la confianza y garantía de rentabilidad futura, como el oro. La compraventa de oro ha supuesto en muchos casos de crisis económica un elemento clave para estabilizar la balanza. El sector del oro, independientemente de las cifras que se publiquen diariamente, es un metal precioso que necesita de un estudio exhaustivo previo antes de una inversión, porque no es solo una cotización diaria.

Sobre el oro

invertir en oroEs un producto muy demandado porque muchos accionistas hasta lo comparan directamente con acciones o un producto de la banca que produce beneficios físicos mensuales. El oro es algo más que todo esto, pues no puede devaluarse con el paso del tiempo al no ser un papel impreso; se podría considerar como una inversión segura al paso del tiempo. De ahí su atractivo. El oro se escapa del control gubernamental, o de la influencia política; otro factor por el que muchos inversores lo tienen claro a la hora de destinar su dinero.

La normativa española reza que todo lingote de oro físico que supere el 99’5% de pureza, está exento de pagar el Impuesto de Valor Añadido, algo que no ocurre con ningún otro metal precioso. Para que el oro produzca beneficios y resultados positivos a largo plazo, se recomienda que se invierta entre un 10% y un 20% de dinero. De esta manera, según la rentabilidad y solidez del patrimonio de cada uno, se podrá establecer un hábito de inversión que a largo plazo engrosará el haber.

Evolución tecnológica en las tiendas online

tienda onlineCon la gran evolución de las nuevas tecnologías, ya hay tiendas online que se dedican a la compraventa de oro, plata, monedas de todo tipo, lingotes e incluso joyas de gran valor. Ya no es necesario ir a la tienda de la esquina para comprar o vender nuestros lingotes. El futuro ha cambiado completamente las transacciones de este tipo de productos, tan especiales y valiosos como para confiar en cualquier comprador o vendedor online. Se han reforzado las leyes que regulan estas compraventas, y se han mejorado los estándares de calidad en la red para que la confianza en dichas tiendas no se ponga en duda, favoreciendo el flujo de compras y ventas de oro, plata, monedas, joyas, lingotes, etc.

 

Bien es cierto que ciertas transacciones seguirán llevándose a cabo de forma física para comprobar la pureza de los metales preciosos, entre otras cosas. Pero aún así, comprar oro (o venderlo) nunca fue tan fácil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.