Ahorra en tu hogar con algunos gestos como las bombillas led

Las facturas de la luz, la del gas, la del agua, son facturas de servicios de las que no podemos prescindir pero que cada vez que las vemos que nos las cargan en cuenta no echamos a temblar. La pregunta es siempre, como podemos ahorrar en estas factura, está claro que debemos moderar el consumo.

Para ahorrar en la factura de la calefacción debemos mirar a nuestro alrededor, en casa hay muchas pérdidas de calor por muchos puntos. Pero un punto por el que se desperdicia mucho calor es por las ventanas. Si en tu hogar estas son viejas y no cuentan con doble acristalamiento debes plantearte renovarlas a ventanas de aluminio Sevilla.

Las ventanas modernas de aluminio cuentan con un bastidor diseñado para ejercer una ruptura del puente térmico eficaz, de modo que solo perderemos una mínima parte de calor por ella. Además nos aislarán del ruido del exterior haciendo nuestra casa más confortable.

Una forma de ahorrar mucho en la factura es mirando hacia nuestra luces, las bombillas son responsables de buena parte del consumo eléctrico de nuestro hogar, cambiándolas por las de nuestra tecnología como son las bombillas led podemos ahorrar mucho.

Pequeños gestos en nuestra casa y grandes ahorros

bombillas ledCon solo cambiar una de ellas se estima que podemos ahorrar de media hasta 10 euros en nuestra factura al año, y la bombilla fuera una de uso intensivo que permanece unas 12 horas al día encendida como ocurre en un comercio estaríamos ahorrando hasta 30 euros al año por bombilla.

Los electrodomésticos podemos cambiarlos también para ahorrar pero claro, la inversión en este cambio es alta, es mucho más fácil ir poco a poco cambiando las bombillas.

Para ahorrar en nuestra factura del agua podemos hacer otro pequeño gesto como es cambiar los aireadores de nuestros grifos por unos nuevos que son más efectivos, con este cambio podemos ahorrar hasta un treinta por ciento de agua. También es muy importante revisar bien las cisternas de casa para evitar que tengan perdidas.

En cuanto a as factura del gas también podemos ahorrar con solo tocar el regulador del calentador y bajarlo o subirlo en función de la época año, el ahorro es sustancial. No es necesario encender el agua del grifo y quemarse para darse una buena ducha. También si tu calefacción es por caldera de gas, toca el regulador para y con mantenerlo a 20 grados, temperatura más que suficiente para estar confortable y cómodo en tu casa.

Con sencillos gestos como estos podemos conseguir un buen ahorro, y por supuesto el evitar los derroches y estar atentos a cualquier avería para evitar gastos innecesarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.