Mejor con vino

A lo largo de los últimos años numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios de beber regularmente una copa de vino al día, este producto reúne tantas cualidades que muchos médicos recomiendan su consumo moderado a sus pacientes. Como todo tipo de alimentos, el vino es saludable cuando se bebe en las cantidades apropiadas, según los expertos una copa diaria, pero no cualquier tipo de vino, debe de ser vino tinto. Su consuno diario aporta una serie de ventajas que a continuación os mostramos.

vinoReduce el riesgo de fallecimiento por diferentes causas

En Europa, gracias a diferentes estudios científicos queda demostrado que el consumo de entre 22-33 gramos de alcohol por día tiene un efecto protector para nuestra salud.

Aliado contra la grasa

El consumo diario de vino tinto activa la función de un gen que impide la formación de células de grasa y ayuda a movilizar las existentes. En dosis moderadas ayuda a reducir la obesidad y el sobrepeso al hacernos mayores.

Mejora de la función cognitiva

El consumo moderado de este caldo mejora el funcionamiento de nuestro cerebro  y nos ayuda a prevenir la demencia prematura. Gracias a la presencia de antioxidantes en su composición reduce la inflamación, reduce la inflamación, impide que las arterias se endurezcan e impiden la coagulación, lo cual mejora el riego sanguíneo del consumidor.

Previene la aparición de aterosclerosis

Se trata de una de las enfermedades a causa del envejecimiento de las arterias. Las aterosclerosis ocurre cuando los vasos sanguíneos pierden la capacidad de relajarse. Gracias al consumo de vino, éste permite contrarrestar sus síntomas  hasta incluso lograr que terminen por desparecer.

Equilibra la presión arterial

Beber una copa de vino al día, unos 250ml ayuda a bajar la tensión.

Evita la aparición del Alzheimer

Las investigaciones han demostrado que uno de los componentes del vino, el resveratrol produce efectos neuroprotectores, ayudando a que este cruel enfermedad no aparezca.

Aumenta nuestras endorfinas

Al consumir regularmente vino tinto liberamos endorfinas en nuestro organismo, nos hace relajarnos y disfrutar más aún del momento de su consumo.

Combate las infecciones urinarias

Gracias a sus propiedades antioxidantes y astringentes logra evitar que las bacterias se adhieran a nuestra vejiga o riñones y les ayuda en su proceso de filtrado y depuración.

Es evidente que el consumo periódico y con responsabilidad de vino es beneficioso para nuestra salud, pero no todos vinos valen, deberemos consumir vino tintos si queremos beneficiarnos de todas sus propiedades. Su proceso manual desde la plantación y cuidado de la vid, su posterior recolecta o vendimia  y su transporte y elaboración acompañados de la cantidad de polifenoles provenientes de la piel y las semillas de las uvas le otorgan una serie de propiedades que nos ayudan a cuidar y mantener nuestra buena salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.