La solución: casas prefabricadas

Tradicionalmente en nuestro país el sistema para fabricar las casas es hormigón y ladrillo, sin más, es nuestro sistema de siempre, pensamos que es el mejor, el más resistente, el más duradero.

Sin embargo, en otros países los sistemas de construcción son bien distintos, en algunos utilizan madera, acero en otras, el caso es que hay un mundo más allá del ladrillo y el cemento.

 

Una alternativa son las casas prefabricadas

Casas prefabricadasLos materiales utilizados son acero galvanizado, lana de roca, pladur … todas estas calidades hacen de este tipo de casas una excelente alternativa a lo que ya conocemos. Por no mencionar que disponen de todas las instalaciones igual que una casa tradicional, electricidad, calefacción, agua …

De hecho una de las ventajas más notables es el período de instalación, suele ser muchísimo más corto que el de una casa tradicional.

Pero no solo tendremos que esperar menos para tener una casa, además obtendremos una climatización y un aislamiento inigualables. Conseguirás una correcta temperatura en tu hogar debido a sus acabados. También ofrecen mayores garantías al ser casas con estrictos y numerosos controles.

Y por si esto fuera poco, además tienes la oportunidad de diseñar tu casa como quieras, hasta casas de unos 170m2 incluyendo garaje y jardines.

Al ver una de estas casas, no notarías que son distintas de las que estás acostumbrado a ver, aunque luego seguro te darías cuenta al observar todos los detalles.

 

Y su precio …

Casas prefabricadasPero lo más sorprendente es que puedes encontrar casas prefabricadas desde 10.000 euros, algunas sobre 25.000 euros más amplias.

Una buena solución, que sobre todo en estos tiempos que estamos viviendo puede ser buena. Hay mucha gente que actualmente debido a circunstancias que ya conocemos y de sobra han tenido que dejar su hogar sin poder acceder a una vivienda.

Pero lo que no se cuenta en las noticias que hay también mucha gente que no puede embarcarse en la compra de su vivienda y los años pasan y se encuentran con más de 30 y viviendo en casas de sus padres o pagando un alquiler sin tener al final nada propio.

Esta es una buena alternativa, tan sólo tienes que conocerla.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.