Consejos para comprar repuestos de motos de segunda mano

A la hora de comprar una moto de segunda mano o de adquirir repuestos para hacer sustituciones de piezas, lo ideal es no dejarse llevar por el impulso inicial y tomar decisiones meditadas para que nuestra compra nos salga realmente rentable.

Si nos dejamos llevar por factores como únicamente el precio, podremos estar cometiendo un grave error, ya que también tenemos que atender a otros factores como por ejemplo de dónde proceden dichas piezas, qué grado de uso tienen y cuál es su estado de conservación general.

En páginas web de venta como desguacesdemotos.eu tenemos plenamente asegurado que el material que compremos va a estar en unas condiciones óptimas, ya que antes de ponerse a la venta ha sido revisado por mecánicos de las empresas de desguace asociadas a este proyecto online, con el que decenas de empresas de todas las provincias ponen a disposición de los clientes la información actualizada de sus stocks de componentes.

A la hora de hacer cualquier compra de este tipo es fundamental marcar de antemano un presupuesto límite para no pasarte. Por ejemplo, si vas a comprar una moto, ten en cuenta que a los gastos de adquisición del vehículo en sí vas a tener que sumar otros conceptos como por ejemplo: las tasas de Tráfico o los honorarios de la gestoría, por supuesto tendrás que ver también lo que va a costar el seguro de dicha moto.

Si compras a distancia, un consejo que te podamos dar es que lo hagas a una persona o empresa de confianza. Muchas veces encontramos fotos en internet de productos que luego no se corresponden con la realidad, con el chasco que nos llevamos luego a la hora de la verdad. Por ello, si no tienes posibilidad de ver o probar el producto antes en persona, al menos guárdate las espaldas en caso de que quieras hacer una devolución o una reclamación.

Las empresas de desguace que se anuncian en portales como el que te hemos indicado te pueden aportar una garantía mínima para tu producto, algo que por ejemplo no puede darte un vendedor particular, como los que a menudo se anuncian en las páginas web de segunda mano. Incluso estas tiendas te pueden facilitar en muchos casos los trámites con el seguro o si quieres deshacerte de tu vieja moto, para darla de baja de la base de datos de la Dirección General de Tráfico.

A la hora de mirar la foto de un producto usado hay que tener en cuenta que si es de un particular el dueño ha podido ocultar cualquier mancha sospechosa o esconder algún detalle que denote un mal funcionamiento, por lo que hay que ser precavidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *