El éxito radical de las compras en Lets Bonus

Pocas empresas tienen el recibimiento y el impacto que han tenido las compras de LetsBonus

compras

Fundada en 2009, la progresión de la empresa LetsBonus ha sido meteórica, hasta el punto en que hoy día, todo el mundo conoce la marca, o le suena de qué va el asunto.

 

Y el asunto es “comprar barato”. Ni más ni menos. Conseguir un producto de un precio equis, y obtenerlo por mucho menos, es una satisfacción, y tal como va la economía, una necesidad.

 

Pero, ¿cómo se consigue eso? ¿Cómo hace LetsBonus para ofrecer estos precios?

 

Pues basándose en la colectivización. A grandes rasgos: LetsBonus pacta una compra colectiva a un gran proveedor, obteniendo un precio mucho más rebajado. Tú, como usuario de LetsBonus, puedes sumarte a la compra, o incluso anunciarla entre tus contactos y amistades para conseguir descuentos mayores.

 

Los tiempos de las promociones son cortos, de manera que uno ha de andarse con cuidado con las compras compulsivas. Por mucho que una promoción sea buena, quizá en este momento no necesitas ese producto, ni se le prevée uso. Pero a veces resultan tan suculentas que… ¡es difícil resistirse!

Esto es un gancho con el que hay que andarse con ojo.

Por ejemplo, aunque tengas 24 horas para realizar una determinada compra, dispones de seis meses para “gastarla”, de manera que es fácil comprar y pensar “ya lo utilizaré”.

 

Si bien en un principio la oferta era más limitada, con el tiempo ha ido incorporando más y más productos y servicios, de manera que podremos encontrar desde electrodomésticos a productos de higiene y belleza personal, ofertas de restaurantes, spas, gimnasios y hoteles.

La proliferación de empresas que promocionan cupones de compra muestran un mercado muy activo

compras

El aspecto de los hoteles ha mostrado, precisamente, una proyección interesantísima para los consumidores. En un primer momento, los hoteles ofrecían estancias breves, de fin de semana, como ofertas muy puntuales. Pero el éxito de la empresa, que corre en paralelo al agravamiento de la crisis, ha disparado esas ofertas de manera que ya se trabaja incluso en clave de agencia de viajes, con estancias más largas y más lejos.

 

El único problema que se está advirtiendo con LetsBonus, y empresas similares como Groupalia, es que el cliente se está acostumbrando a un precio rebajado que dificulta su fidelización. Porque, evidentemente, quiere el precio que tuvo en un primer momento, pero ese precio no era la tarifa estándar sino la rebajada tras la compra colectiva de LetsBonus. Algunos propietarios del sector restauración ya han comentado que a largo plazo será inviable para ellos, pues que se verán continuamente obligados a bajar los precios.

 

Por el momento, sin embargo, la cosa sigue y crece al ritmo de una huida hacia delante. Si estas interesado o interesada en una escapada asequible, o si debes sustituir un electrodoméstico con urgencia, o sencillamente deseas equilibrar tu presupuesto mensual sin renunciar a tus pequeñas compras online, sin duda LetsBonus es lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *