Comprar con cabeza y frialdad es la clave en Internet

¿Recuerdas tus tiempos de estudiante cuando el profesor de historia, revestido de enorme paciencia, te contaba que lo más importante de una catedral, o de un arco, era la clave, esa piedra que sujetaba todo el entramado y sin la cual todo se derrumbaría? Pues bien, si uno sale a Internet en busca de una oferta tiene que tener claro cuál es la clave que ha de buscar, porque de lo contrario no estará haciendo bien las cosas. Así que vamos a ver si te contamos algo sobre comprar en Internet con la suficiente cautela como para no caer en agujeros o zonas sombrías. Y lo vamos a hacer con un ejemplo bastante específico que, sin embargo, es muy habitual hoy en día: los recambios usados de segunda mano.

tudesguace (1)Digámoslo claramente: a todos nos encanta ahorrar, de eso no cabe la menor duda. Y digámoslo aún más claramente: a todos nos gusta gastar poco y conseguir un montón de satisfacción personalizada. Así que cuando uno acude a la Red de redes a comprar su repuesto de ocasión tiene que tener claro qué es lo que necesita.

Sí, has oído bien, acudir a la Red de redes. ¿O es que eres de los que todavía usan las guías de papel para encontrar un negocio? La verdad es que tal cosa no tiene demasiado sentido, porque hoy en día a la hora de buscar, por ejemplo, un recambio usado en Andalucía, es más directo, rápido, seguro y práctico teclear en un buscador al uso algo así como desguace sevilla, o recambios ocasión granada, que no ir con el índice página a página, dejándonos la vista con esas letritas tan pequeñas que tienen estas guías y perdiendo un montón de tiempo. Se tiene que notar que estamos en el siglo XXI…

Otra cuestión: el sitio al que acudas tiene que tener una plataforma de pago bien segura, porque entonces podemos caer en el riesgo de los piratas informáticos. Así que si el desguace en el que has recalado no te garantiza lo que estás comprando, mejor huye de ahí.

Por cierto, y hablando de seguridad: piezas siempre con garantía, por favor, que no nos den gato por liebre. Imagínate que luego esa pieza se rompe por causas ajenas a nosotros. Si ello ocurriera no habría forma humana de cambiarla…

Y por supuesto, frialdad a la hora de elegir. Que te des un paseíto por la Red de redes en busca de algo que merezca la pena tiene bastante sentido, ¿no crees? Precisamente lo online te permite comparar un montón de lugares y quedarte con el más conveniente, por eso no podemos prescindir de este universo en el que ahora estamos inmersos: el de las tres W.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *